mafia

Mafia, putas y magia

La mafia roza cualquier asunto en Italia, incluido el fútbol. En noviembre de 1977, Bruno Giordano era un chico de 21 años del Trastevere que cumplía su tercera temporada como jugador de la Lazio, club en el que entró con apenas 13 años por recomendación de Enrique Flamini, ex jugador de la entidad romanaParalelamente, un grupo de desarrapados de barrios como el Trastevere o Testaccio, que “eran entonces una especie de Bronx” según definió el periodista Iñigo Domínguez, se juntan para formar una sociedad que intentará controlar el crimen organizado de la Ciudad Eterna. Secuestran al duque Massimiliano Grazioli Lante della Rovere y, pese a matarlo, acaban cobrando un rescate millonario que utilizarán como capital social de la nueva Banda de la Magliana; no hace falta añadir que lograrán sus objetivos estableciendo alianzas con la mafia siciliana, los servicios secretos italianos y quien haga falta, pero los costes dejarán a muy pocos en pie. Ni los capos ni el goleador esperan compartir nada. (más…)

Anuncios