Johan Cruyff

El cruyffismo vive

Hace un tiempo que no escribo pero Johan Cruyff merece que me pase por aquí de nuevo. La muerte del revolucionario ha provocado un alud de textos que glosan su prodigiosa carrera, cuya etapa reina es la construcción del Fútbol Club Barcelona moderno haciendo las delicias del título de este blog, ideó todo un proyecto basado en el buen trato al balón. En el Camp Nou vivió el climax final de una vida deportiva en la que llevó al Ajax a ganar tres Copas de Europa consecutivas, la primera vez que un club lo hacía desde el Real Madrid de su ídolo Di Stefano; fue el líder de la Naranja mecánica, que demostró que se puede entrar en la Historia sin ganar; y también refrescó el Barcelona en los setenta como jugador con un 0-5 en Chamartín casi más famoso que la Liga conquistada. Pero por encima de todo le acompañaba un carisma personal absoluto, manifestado en un pésame-homenaje unanime en el mundo futbolístico y periodístico. (más…)

La última cita europea de Cruyff

El primer cruce entre barceloneses y muniqueses en competición europea no llegó hasta 1996. En ese año, el Barcelona recorría la decadente recta final de una de sus épocas más gloriosas: la de Cruyff en el banquillo, cuya plantilla mantenía piezas ya veteranas del dream team junto a fichajes que un par de años antes hubiesen sido inimaginables, aunque también lucían un pujante Luis Figo y un decisivo Óscar García. En el Bayern la coyuntura no era mejor: solo un entrenador de los últimos cinco había conseguido un título en los últimos cinco años: Beckenbauer, campeón en 1994 como técnico interino de la única Bundesliga desde la reunificación. El Káiser volvería a hacerse cargo del equipo a finales de abril 1996, pero a mediados de ese mes tocaba jugar las semifinales contra el Barcelona y Rehhagel aún era el entrenador. (más…)