#AstleDay

Lo mejor del fútbol, aunque esperemos los partidos para ver goles o destellos técnicos, es cuando sirve para ayudar. En esta semana ha sido el West Bromwich Albion quien ha querido ayudar con el llamado #AstleDay. Jeff Astle murió a los 59 años el 19 de enero de 2002, un cuarto de siglo después de retirarse de los duros años del fútbol inglés setentero. Jugó en varios clubes pero donde más huella dejó fue en el WBA, cuya camiseta vistió en 361 ocasiones celebrando 174 goles, muchos luciendo un gran remate de cabeza. Al salir, fue dando tumbos por hasta cinco equipos en apenas tres años hasta colgar las botas.

La viuda, Lorraine, declaró en 2002 que la salud de King Astle “se había ido deteriorando lentamente desde 1997” hasta que murió en casa de su hija Dawn. Una de las virtudes que le habían hecho brillar, su remate de cabeza, fue provocando pequeños traumatismos en el interior de su cráneo. Cuando la leyenda falleció, la familia emprendió una lucha que les ocupó casi un año hasta que el juez confirmó que “ha quedado probado que Jeff Astle sufrió lesiones irreversibles en el cerebro por los cabezazos que propinaba a los balones de cuero, habitualmente muy húmedos y pesados, durante los 20 años de su carrera”. La sentencia no trajo consecuencias inmediatas para intentar evitar otros casos.

Más de diez años después, la afición tomó la voz. A finales de 2013 los seguidores escogieron el minuto 9 -por el simbolismo evidente del goleador- para levantarse en cada partido en memoria de King Astle y denunciar la ausencia de un estudio por parte de la FA (Asociación de Fútbol) y la AFP (Asociación de Futbolistas Profesionales) sobre los riesgos de este “traumatismo craneal repetido”. En marzo de 2014, el nuevo presidente de la FA, Greg Dyke, tomó cartas en el asunto para reunirse con la familia y establecer nuevos puntos; la AFP se mantuvo en silencio a pesar de anunciar un estudio hace diez años, según reveló la familia al periodista de The Guardian Daniel Taylor.

Casi un año después ha llegado el #AstleDay decretado por el West Bromwich Albion para este 11 de abril en la visita del Leicester. El club consiguió el extraordinario permiso de utilizar uniformes históricos, el club ha elegido el de 1968 por la FA Cup en la que marcó un gol en cada ronda hasta el título final (antes fue el Manchester United en el 50 aniversario de la tragedia de Múnich). A Dawn, una de las hijas de Jeff, se le permitió imprimir el número 9 en la histórica camiseta que esta jornada ha tenido el lujo de vestir Berahino.

(Matthew Ashton/AMA)

(Matthew Ashton/AMA)

CCT5lcFW8AAZ-SG

(Via Twitter oficial del WBA)

El cambio de look queda por un día pero lo que abre una nueva etapa es el lanzamiento oficial de la Fundación Jeff Astle. Claire, una de las hijas de Jeff, aseguró a The Guardian que “no tengo dudas de que será un día increíble y memorable, más especial que nunca con el lanzamiento de la Fundación Jeff Astle, un merecido homenaje y legado duradero en nombre de mi padre para concienciar de la lesión cerebral en el deporte y ofrecer un muy necesario apoyo a los afectados. Papá estaría muy orgulloso”. Será la guinda a la proyección de la imagen de Astle en los partidos que el WBA ha jugado como local esta temporada, que daban paso a un minuto de aplausos.

La pequeña mancha fue el resultado del partido ya que el WBA perdió en los últimos minutos la victoria que aguantaba desde el minuto 26. En diez minutos, el Leicester remontó un 2-1 con goles de Huth y Vardy hasta el 2-3 definitivo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s